Selladores dentales para tu prevención dental

Los tratamientos de prevención dental son una parte esencial del cuidado de nuestra boca. Además de los buenos hábitos de higiene, contar con una protección extra frente a enfermedades como las caries siempre es una buena decisión. Por eso, desde Clínica Dental La Paz te contamos todo sobre una de las técnicas más efectivas: los selladores dentales. ¡Sigue leyendo!

¿Qué son los selladores dentales?

Los selladores dentales son un tratamiento preventivo que consiste en la colocación de una película protectora en la superficie de los dientes, especialmente en los molares y premolares. La elección de estos dientes no es fortuita: los dientes posteriores están marcados por pequeños surcos que provocan que su superficie sea irregular. Esto dificulta el cepillado y provoca que sea más complicado la eliminación de restos de comida, gérmenes y bacterias.

¿Cómo solucionan los selladores dentales este problema? Al sellar la superficie del diente, se reduce la formación de placa en estas zonas. ¡Es el método más efectivo para prevenir caries!

¿Cuándo aplicar selladores dentales?

Los selladores dentales pueden aplicarse a cualquier edad, pero son especialmente recomendados para los niños. Los molares definitivos suelen aparecer entre los 6 y los 12 años, y es aconsejable colocar los selladores dentales nada más aparezcan estos dientes.

Se trata de un procedimiento de prevención dental muy efectivo, siendo un tratamiento infantil que ya es habitual en muchas clínicas dentales. Combinado con una buena salud bucodental y una alimentación saludable, será poco probable que el paciente padezca de caries.

¿Cuánto tiempo duran los selladores dentales?

La duración de los selladores dentales varía en función del paciente y de su implicación en el cuidado de su salud dental. Sin embargo, se estima que los selladores dentales suelen durar entre cinco y diez años. ¡No olvides acudir a tu dentista para revisiones periódicas!

¿Cómo se colocan los selladores dentales?

El sellado dental es un procedimiento sencillo y eficaz, ¡y nada invasivo!

  1. El primer paso es una limpieza completa del diente que se va a sellar.
  2. Seguidamente, se aplica un gel protector sobre la superficie del diente, que se retira al cabo de unos segundos y se enjuaga.
  3. Una vez que el diente está preparado, se aplica el sellador dental.
  4. El producto se seca por medio de una luz ultravioleta, que además ayuda a que se endurezca por completo.
  5. En ocasiones, se coloca una capa final de endurecedor, para aumentar la protección sobre el diente.

Como puedes ver, se trata de una técnica totalmente indolora, que proporciona protección a tus dientes y tendrá grandes beneficios en tu salud bucodental.

Pero, ¿cuándo no es recomendable aplicar selladores dentales?

Los selladores dentales se recomiendan, en general, para prevenir la aparición de caries y, especialmente, en aquellos pacientes que se detecte que tengan propensión a desarrollarlas. Sin embargo, no es aconsejable colocar los selladores dentales en caso de que el diente del paciente no esté sano, si el diente no ha terminado de salir definitivamente o, sobre todo en el caso de los adultos, si llevase algún empaste.

En Clínica Dental La Paz somos expertos en este tipo de tratamientos, ¡no dudes en contactar con nosotros!

¿Te ha gustado? Valora este artículo
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Enviar WhatsApp
1
¿Podemos ayudarte?
¿Necesitas información sobre nuestros tratamientos? ¿Quieres pedir una cita? Déjanos tu consulta y te responderemos cuanto antes.